Historia de Málaga

Año 1901


Muerte de Eduardo Ocón

Afectado por una pulmonía gripal, el 28 de febrero fallece en una habitación de la torre de la Catedral el compositor Eduardo Ocón Rivas, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, condecorado con la Cruz de Isabel la Católica y la Encomienda de esta Orden, cuyos derechos sufragó la ciudad en honor del ilustre músico. Había nacido en Benamocarra, cerca de Vélez, y ya de niño ingresó como Seise en la Catedral. Bajo la dirección del organista del templo, estudió música hasta ganar por oposición la plaza de segundo organista. Después marchó a París para completar su formación, y allí

Manifestación de estudiantes

Como en otras poblaciones, los estudiantes de la ciudad iniciaron algaradas el 11 de febrero, apedreando la redacción del " Noticiero" hasta que la policía pudo disolverlos. al día siguiente, tras desembarcar un grupo de curas franceses procedentes de Barcelona, se corrió la voz de que se trataba de los jesuitas de Granada que habían tiroteado a los estudiantes y se reprodujeron los incidentes. Aunque estos religiosos pudieron ser embarcados, los manifestantes se dirigieron al Palacio del obispo y al Seminario. Los comercios cerraron sus puertas y la guardia civil se apostaron en la calle Larios. De nuevo se repitió otra manifestación al día siguiente que concluyó con una carga policial y algunas detenciones. Los manifestantes, portando un retrato de Pérez Galdós, gritaban mueras a los curas y vivas a "Electra", obra del escritor estrenada en el Teatro Cervantes, en marzo de 1901, con presencia de la propagandista del librepensamiento Belén Sárraga y numerosos obreros. En el entreacto se tocaron el Himno de Riego y La Marsellesa, y hubo gritos a favor de la libertad y la democracia, en contra de la reacción, los jesuitas y el "Noticiero".

 encontró el estímulo de David y de Aubert. Tras un periodo como docente en Francia, regresa a Málaga para dirigir la sociedad Filarmónica, y también alienta la creación del Conservatorio. Compuso apreciables obras religiosas y profanas.

Incendio del Conventico

Las campanas de la Catedral, hacia las cinco de la madrugada del 19 de diciembre, rompen el silencio de la ciudad con la señal de fuego. Pronto se pudo apreciar que el incendio tenía proporciones catastróficas y acudieron el alcalde, el juez de guardia, bomberos, el celador de los serenos, el capitán de la Guardia Civil con fuerzas del cuerpo y guardias de los regimientos Borbón y Extremadura, así como Pedro Temboury, propietario del conventico, edificio situado entre las calles Liborio García y Marín García, al lado de calle Larios. Este conjunto de treinta y tres locales, repartidos en cuatro plantas, albergaba almacenes, talleres, círculos e instituciones (aunque ya no la sociedad Filermónica), una de las primeras cervecerías del ciudad, una bodega, diferentes comercios y viviendas. El incendio se prolongó varios días debido a su virulencia y a la desorganización, saldándose con dos víctimas mortales que fueron enterradas entre una profunda expresión de dolor de la ciudad. Una de las Víctimas era el bombero y ceramista José Cubero.

Málaga recibe el título de "Muy Hospitalaria"

El comportamiento de la ciudad durante el naufragio de la fragata "Gneisenau", ocurrido poco días antes, fue reconocido el 3 de enero por la regente María Cristina con el siguiente decreto: "en nombre de Mi Augusto Hijo el Rey D. alfonso XIII y como Reina Regente del Reino, vengo en conceder a la ciudad de Málaga el título de la MUY HOSPITALARIA a que tan honrosamente se ha hecho acreedora, rivalizando todas sus clases, corporaciones y Ayuntamiento en el salvamento de náufragos de la fragata alemana de guerra Gneisenau, acreditando una vez más las altas dotes de abnegación y valor y caridad que distinguen a tan noble pueblo".

Electrificación de tranvías

El 17 de enero se aprueba por Real Orden el cambio de los tranvías con tracción animal o "motor de sangre", que funcionaban en la ciudad desde 1881, por el tranvía eléctrico. Se cumplen ahora diez años desde que la luz eléctrica se había instalado en Málaga. A la sociedad belga Tramways de Málaga, representada por cónsul enrique Petersen, se exige la instalación de un cable aéreo en las líneas Estación-Caleta y Caleta-Palo, así como para las líneas de la Estrella y Baños de Apolo. Estos tranvías se construyen en la factoría de Charleroi y, desde allí, son transportados a Málaga. No obstante, todavía se crearía una última línea con motor de sangre entre la Plaza de Riego y Puerta Nueva, que habría de soportar la renuente voluntad de las mulas entre 1903 y 1906, cuando definitivamente se completa la electrificación de todas las líneas.

Picasso en Málaga

Pablo Ruiz Picasso había regresado a Málaga a finales del año anterior en compañía de su amigo Carlos Casagema, poeta y pintor, con quien se aloja en la pensión Las Tres Naciones, situada en la calle Casas Quemadas. Después de unas semanas de estancia, abandona la ciudad a principios de 1901 para no volver jamás. El pintor viajó a Málaga para pedirle a su tío Salvador Ruiz Blasco 1.200 pesetas con las que pretendía librarse del servicio militar. Picasso no llegó a recibir el dinero, dado que las relaciones con su tío se deterioraron seriamente puesto que éste no aceptaba el bohemio modo de vestir del pintor ni las correrías protagonidas con su amigo Carlos durante los días que pasaron en la ciudad.

Bibliografía